Rossana Taddei: “hay que desarrollar el cerebro musical para que el mundo sea mejor”

 

La tecnología es mala y comenta. Pero nos permite hacer estas cosas. Mientras Rossana Taddei se encuentra en Europa llevando sus músicas y su voz, charla un poquito con La Mirada. Hablamos de la música, la poesía, la belleza, la educación… la vida.

 

En un principio tu trabajo estaba fundamentalmente sobre la tarea de cantautora, pero a partir de “Sic Transit” donde musicalizaste a poetas como Alfonsina Storni, Humberto Megget, Sara de Ibáñez, etc, aparecieron dos costados tuyos que ahora mostrás con mayor frecuencia que es la de intérprete, en los últimos trabajos no sólo musicalizaste poetas de acá, de Il Ticino, sino que en “Bandalegre” hay canciones de Zitarrosa, El Príncipe, Fattorusso; ¿Te sentís cómoda como intérprete y compositora? ¿Qué diferencia sentís entre cantar algo de creación íntegramente propia y algo compartido o ajeno?

Me siento cómoda de las dos maneras, porque cuando elijo una canción para cantar que no es de mi autoría la elijo porque la siento como si lo fuera.

Empecé  a cantar a los ocho años y aún no componía por lo tanto ya era intérprete.

Cuando interpreto una canción donde tanto letra como música son de otro autor, principalmente tengo que sentir que me emociona, que el texto me resulta bellísimo y la melodía me gusta, luego pasa inmediatamente por mí, y vuelve a salir como versión, me gusta cantarlo e intento hacerlo libremente y con mucho respeto pero dándole parte de mí a esa interpretación, y esa es la parte creativa que me estimula a hacerlo.

Otra cosa es componer música para un texto que no es mío, es una forma distinta e igualmente motivante. Los poemas  se van acercando casi solos a mí, cuando el texto me llega y si me conmueve, naturalmente me pongo a trabajar en él para construir la música y poderlo cantar. Es apasionante. Al momento de cantar no hay diferencia entre cantar una canción propia o una ajena porque al elegirla busco la canción que me emocione.
Hay dos poetas que me interesa enfocar en tus composiciones, quizá porque aparecen repetidos, que son Afonsina Storni y Humberto Megget; ¿Hay algo en particular que te atraiga de ellos? Sobre todo de Megget, que aquí en Uruguay es bastante olvidado como poeta, a pesar de que ha sido musicalizado por Dino, Washington Carrasco, Darnauchans…

Me encanta  Megget, de hecho el nació un primero de mayo, y el pasado primero de mayo abrimos una página en Facebook para poder publicar su obra y poder compartir la belleza de sus poemas.

Compuse varias músicas para algunos de sus poemas: “Legión de Girasoles”, “Puede beberse el sol”, “Va a dormirse una luz”, entre otras. Hay por suerte más músicos que también han compuesto músicas como bien tu nombras. Ahora estoy trabajando en la construcción de un proyecto relacionado a su obra del cual hablaremos cuando esté más encaminado.

Su único Libro “Nuevo sol partido” es magnífico, no comprendo cómo no está siendo parte de los programas de educación de nuestro País.

También me gusta Alfonsina Storni, ella nació acá en Suiza, luego a los tres años la llevaron a Argentina, me encanta su obra como la de la mayoría de todos los que fui  musicalizando, algunos son más especiales que otros para mí, pero todo va  variando, fluctuando según los momentos en que uno los lee,  hace un par de años hice una muestra de dibujos aquí en Suiza, bajo el nombre “van pasando mujeres” basada en uno de sus poemas.

Lo particular que me atrae de Megget es la mirada surrealista, la sorpresa, los caminos en los que al leerlo logra abrir en la mente del lector, la musicalidad que tiene, la profundidad y las emociones que me provoca a través de las imágenes que describe.

De Storni me atrae su fuerza, la denuncia solapada de las desgracias que vivimos las mujeres por estar en un mundo absolutamente machista, la forma de decir su descontento con la represión que vivían en ese momento y que vivimos las mujeres de hoy, creando en un mundo competitivo donde los varones son los dueños de la pelota, los que ocupan los asientos del poder, los que deciden, mientras las mujeres, si son aguerridas van y van hacia adelante con actitud, con fuerza, como Alfonsina.

Me gustan todos los poetas hombres y mujeres que musicalizo, me gusta mucho musicalizar poesía.

 

“Sic Transit” es un trabajo valiosísimo como documento, por lo que implica la elección de los poetas hacia la canción, pero con la calidad con la que está hecho, seleccionado y arreglado, ¿cómo nació la idea de empezar a musicalizar esos textos?

Me alegra que te parezca un trabajo valiosísimo como documento, es un disco que a mí me gusta mucho como quedó y que quiero mucho.

Se grabó entre 2008 y 2009 y se editó en 2010 por AYUI. Fue un disco que construimos en equipo a la par de la construcción del disco FELIZ, grabado en Suiza y editado en Argentina por Aqcua y luego en Uruguay por Ayuí.

Durante el año 2000 retomé la lectura de poesía uruguaya, la primera canción de esa serie fue sobre un poema de Delmira Agustini. Me enganché con esa tarea y al poco tiempo me encontré con una lista de canciones y la posibilidad de editar un disco para Ayuí con ese repertorio donde todos los textos son de poetas mujeres y hombres uruguayos, fue así que nació “Sic Transit”.

sic 

Una vez en una entrevista dijiste que la música era fundamental en el desarrollo de la persona, y que en algunos lugares en escuelas y liceos se daban clases de flauta dulce, que es un instrumento barato y fácil de transportar, y que sirve para acercar a la mayoría de los jóvenes a la música ¿por qué crees que la música es tan fundamental dentro del desarrollo de las personas?

Si, considero que la música es fundamental para el desarrollo de  cada individuo, no porque todos tengamos que ser un músico profesional, sino que del mismo modo que  todo el mundo tiene que aprender a leer y escribir, sumar, restar, dividir etc. También pienso que tiene que saber escuchar música, tener la experiencia de poder cantar, tocar un instrumento, conocer el lenguaje de la música, sensibilizarse musicalmente, aprender a escuchar música, desarrollar el cerebro musical para que el mundo sea mejor.

La música es un mundo infinito, pero si nos guiáramos por lo que se escucha en la superficie, en la radio, en la televisión, parece que fuera un mundo muy,  muy limitado, por eso la educación musical, desde mi punto de vista es fundamental, y no solo de la música, la educación artística en general. Educar en la fotografía, en el cine, en la danza, en las manualidades etc.

El arte en general y la música en particular, desde mi punto de vista son un medio de transporte a distintos planos de la existencia, a mundos interiores que están adormecidos por las distracciones múltiples que nos propone un sistema altamente esquizoide que pretende desconectarnos a cada uno de nosotros con fines de dominación.

Es triste ver que no se la incluye en los programas educativos de una forma correcta, que no se piense en la educación como algo integral, donde los individuos sean vistos como únicos y como seres sensibles y emotivos y no como seres entrenables  para un mundo competitivo.

La  planificación y la pedagogía en general  insiste  en una metodología pésima de entrenamiento para conseguir seres humanos iguales unos a otros, series de individuos que compiten con un sistema y entre sí mismos para obtener puntos, notas, calificaciones ridículas que les quitan el sueño y los sueños. Yo considero que la vida es otra cosa y que los humanos somos seres básicamente sensibles a los cuales el sistema insiste  en des-sensibilizar por todos los medios.

Por suerte hay educadores  que piensan de otra forma e intenta día a da ir por otro camino y ojalá tengan  cada vez más presencia.

 

¿Algo de esa filosofía con respecto a lo bello de la música es lo que inspira al proyecto “Trovalina”? Ese “estimulante, psicofísico cántico” que, cualquiera que haya asistido a un show del proyecto sabe que es así porque se genera una energía muy particular con el público. ¿Cómo nace ese proyecto?

Trovalina, nace por idea de Gustavo Etchenique. Él imaginó a estas tres mujeres cantando juntas, los colores de las voces y el perfil artístico de cada una a su modo de ver, era una linda junta. Nos reunimos, hablamos del proyecto, lo montamos y fuimos altamente felices por la belleza musical y humana de este encuentro artístico que continúa. Nosotras en este momento nos encontramos las tres en países diferentes,  Eli-u en  Brasil, Samantha en Uruguay y yo en Suiza. Estamos mezclando a la distancia un disco de un concierto en vivo que hicimos en Montevideo  y seguramente  volveremos a presentar Trovalina y el disco en breve. 

samanta
También está el proyecto MINIMALmambo, allí se tocan algunos puntos de tu habitual repertorio solista, pero también hay canciones que hacen sólo con el dúo, que además tienen una estética muy propia, ¿cómo acuerdan repertorio, arreglos, versiones, etc?

MINIMALmambo es un proyecto divino que venimos haciendo con Gustavo Etchenique hace ya unos ocho años, grabamos un disco  que fue editado hace dos  años, también en forma independiente como venimos haciendo de un tiempo a esta parte, y hemos tocado en los lugares más insólitos que nos podíamos imaginar, como por ejemplo por nombrar algunos: ONU Naciones unidas de Ginebra, Sicilia, Texas SXSW, Festival de Manizales, Colombia, Porto Alegre en la segunda semana de música Uruguaya, Ferias, Festivales, Teatro Sucre en Ecuador, programados junto a Juana Molina cada una con su Show, en las sierras de Rocha dentro de la cúpula acústica, un lugar increíble, en conciertos privados en casas en las que nos invitan, etc.

MINIMALmambo es un proyecto que funciona sin sonido, con sonido, se adapta a diversas situaciones y que nos divierte mucho, en muchas oportunidades tenemos invitados.

El repertorio y los arreglos los acordamos entre los dos, recurrimos a la lista de canciones de mi autoría y también a versiones de otros autores, muchos de música uruguaya otros  de música de Latinoamérica etc. Algunos que pertenecen a nuestros discos y otros que todavía no los grabamos, y buscamos los temas que pueden tener un tratamiento arreglístico y sonoro acorde a nuestro formato: batería,  guitarra y voz,  donde el concepto arreglístico se basa en destacar el ritmo y la melodía, y donde los climas y las dinámicas son muy importantes.

La improvisación es otra característica de MINIMALmambo al igual que la variabilidad de repertorio de un concierto al otro. Es una banda de dos.

 

Vos además manejás un concepto de “show” en cada concierto, con elementos performáticos, poéticos, instrumentos, objetos…¿eso se fue dando o fue algo planificado que quedó como marca en tus conciertos?

Esto se ha dado en forma natural, pienso que  sin querer  fuimos creando un perfil personal y de alguna forma nos pueden identificar por esas características de presentar el concierto. Se fue dando, agregamos elementos musicales y visuales, objetos sonoros, un maletín que los va conteniendo, la sorpresa, la participación del público, pero lo central de nuestro proyecto MINIMALmambo es la música.

 

¿Qué música te gusta y cuál no?

 Me gusta la música que me conmueve, me emocionan muchas músicas y esas son las que me gustan, pude ser un tipo que toca con una sola cuerda una guitarra en la calle, como una música tradicional de distintas zonas del mundo desde  Sicilia a Texas… qué se yo, me gusta la música que me pone la piel de gallina.

Va mas allá del género, eso es algo que no me interesa en absoluto, me gustan desde Beatles a Camarón de la Isla pasando por PJ Harvy a otra cantidad de gente. Entre mis discos podes encontrar cualquier cosa.

 

En una nota dijiste que un disco fundamental que llevarías a una isla desierta sería “La Margarita” de Jaime Roos y Mauricio Rosencof, hoy ¿sigue siendo ese o ha cambiado?

Me sigue encantando la Margarita.

 

¿Sabías que tus letras forman parte de los programas de secundaria de literatura en una unidad llamada “la poesía de la canción popular”? ¿Cómo te cae eso?

Me acabo de enterar, me cae estupendo.

 

¿Cuál es tu próximo proyecto?

 Recién acabamos de terminar un proyecto que es la edición independiente de nuestro nuevo disco  “Pescando en el cielo”, con el apoyo del FONAM. Lo grabamos en Uruguay con el cuarteto base: Herman Klang, Santiago Montoro, Gustavo Etchenique y varios invitados.

El disco fue construido en forma grupal a partir de mis nuevas canciones, y será presentado en Uruguay el 26 de setiembre a nuestro regreso de Europa en la Sala  Zitarrosa.

Además hay un proyecto de hacer un libro, estamos mezclando el disco de TROVALINA.

Tenemos un proyecto con Samantha Navarro que se llama RoSantha del cual hicimos un adelanto en el Tartamudo antes de viajar a Texas, España y ahora Suiza. También estamos trabajando aquí en Suiza en nuestro próximo disco.
Y finalmente ¿quién es Rossana Taddei?

Fa!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>