Pescando en el cielo; un disco de Rossana Taddei

 

Por José Arenas

Rossana Taddei aparece nuevamente en la escena del disco, esta vez con “Pescando en el cielo”. La cantante y compositora propone un mundo musical en su nuevo disco, la magia de hacer y ser música junto a Herman Klang, Santiago Montoro y Gustavo Etchenique.

A partir de sus últimos trabajos, y especialmente en “Bandalegre”, habíamos visto una Taddei móvil, compositora, autora e intérprete. Esa policromía continúa en este disco, casi que se consolida en el trabajo que hace ahora en esta serie de canciones que viajan desde la musicalización de poemas de Juana de Ibarbourou y Mario Levrero, hasta la interpretación de un tema de Darnauchans (“Sin perder el tiempo”) en un inverosímil formato de percusión y voz.

Por suerte este formato se repite en “Puede beberse el sol “ (sobre un poema de Humberto Megget), y esto lo decimos con la seguridad de que deben existir muy pocos intérpretes que logren la perfección rítmica y vocal en un formato así, obviamente con la complicidad de Gustavo Etchenique, un pulpo percutor de gigantezco talento.

El primer track, “Pescando en el cielo”, que da nombre al disco, comienza con una letra tan sobria como bella por parte de Taddei, que en una especie de ruego proclama de manera lorquiana; “…que baje el pez del tiempo…”, sin duda en la producción de letras de canciones Rossana Taddei anuncia con eso que está en un muy buen momento.

También encontramos una versión de “La celestina” de Lhasa De Sela que da un toque bellamente sombrío con un ritmo rápido y sólido en el que la voz y la banda forman una unidad que levanta el tema, diciendo cosas como; “…mujer desnúdate y estate quieta, a ti te busca la saeta…”. Como diría Fenrando Peña, la oscuridad es música.

Otros puntos altos del disco son “Tu arena” con la participación de Samantha Navarro, “Águila” y “Legión de girasoles” sobre otro poema de Megget, y “Pausa” ésta vez sobre un poema de Juana de Ibarbourou.

“Pescando en el cielo” es un disco donde nuestra artista cuenta con una banda virtuosa, invitados brillantes  y una estética muy cuidada, una perfección musical necesaria en estos tiempos, pero sobre todo, una voz afinada que asombra, y que sin duda es parte de una cantante excepcional. El disco de Taddei es un trabajo que hace bien, que muestra la posibilidad de hacer música de todo y con todo, como ella misma canta en un tema de Darnauchans cerrando la lista: “…tan bonitamente… madre de ruido con compás y contratiempo, o sea, música…”

a4002982753_10

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>