“Mr. Kaplan”; yo también quiero ser

 

Por Gonzalo Hernández Waller

Álvaro Brechner es guionista, productor y director de cine, de 38 años. En este momento se encuentra promocionando su más reciente largometraje, “Mr. Kaplan”. El mismo, cuenta la historia de Jacobo Kaplan (Héctor Noguera), veterano de origen judío que, consciente de estar en los últimos años de su vida, se pregunta lo que todos nos preguntamos en algún momento: “¿Qué he hecho con mi vida?” Ésta pregunta actúa de gatillo para que Jacobo comience una aventura alocada, con el fin de desenmascarar a un presunto ex-nazi y juzgarlo por sus crímenes durante el Holocausto. Para esto, contará con la ayuda de Wilson Contreras (Néstor Guzzini), quien, buscando poner orden a su vida, verá en la aventura que Jacobo le propone, una forma de redimirse ante su mujer y sus hijos.

Tuve el placer de presenciar una charla que brindaron Álvaro y Néstor (Contreras en “Mr. Kaplan”) en la Facultad de Investigación y Comunicación de la Universidad de la República. Y digo placer, porque más allá de todo el contenido de sus palabras, como amante del cine, es un placer escuchar el entusiasmo con el que estos hombres hablan de lo que hacen. Sus gestos, sus movimientos al hablar, denotan un profundo amor por el trabajo que realizan.

Mr-Kaplan1-620x264

“Mr. Kaplan” es una comedia muy bien lograda, con momentos dramáticos que hacen avanzar la historia y la llenan de realismo. Un elemento a destacar es la fotografía, es una película excelente desde el punto de vista visual, los lugares elegidos para la filmación, los colores, los cuadros; toda la película es una postal para los ojos.

La banda sonora no puede pasarse por alto. Se nota un gran trabajo, tanto en la selección de la música como en su uso, si uno ha visto “Mal día para pescar”, el anterior largometraje de Brechner (por cierto, fue parte del festival de Cannes y es altamente recomendable) puede entrever cómo se asoma la presencia de su director en ambos films. Es verdad que en general dos películas no son una gran evidencia para descifrar un trabajo de director, pero en este caso particular, sucede que sí. Brechner es minucioso, detallista y perfeccionista. Se nota que vive cada una de sus películas, se entrega de lleno y no descuida el más mínimo detalle.

Al realizar una película, es posible encontrar las mejores locaciones, tener el mejor guion del mundo, contar con los mejores profesionales en cada rubro técnico y que el director sea un enviado de los dioses; pero, en última instancia, los actores deciden qué tan bueno es el producto final. En este rubro, Néstor Guzzini sobresale por varias cabezas sobre el resto. El espectador se conecta desde el primer momento con Contreras y atraviesa junto con éste todas las emociones que el personaje va encontrando en el transcurso de la historia.

Por su parte, Héctor Noguera parece moldeado para interpretar a Jacobo. Más que por sus destrezas actorales (que no son para nada escasas, y que en esta película pueden disfrutarse en todo momento) por su apariencia física. La decisión de Brechner, decisión para nada fácil, según cuenta el propio director, de darle el papel a Noguera fue un rotundo éxito. Al verlo, inmediatamente vemos a Jacobo sin necesidad de esforzarnos, y su interpretación no hace más que darle vida a ese simpático personaje.En cuanto al resto, creo que es justo decir que acompañan de forma correcta y cada uno, en su medida, colabora para que Jacobo se presente como ese “viejo bueno” que nos cautiva con su ingenuidad casi infantil y, aunque hay algunos puntos flojos, ninguno desentona de forma tal que se pueda ver como un fracaso actoral que ponga en riesgo la narración.

Son contadas las ocasiones en que los cines uruguayos abren sus puertas grandes a producciones nacionales y, por esta razón, cuando esto pasa, hay que aprovecharlo. “Mr. Kaplan” es una película para divertirse, para pasar un gran momento y para ver cómo, de apoco, va haciendo curso ese barco audiovisual uruguayo que avanza a base de mucho talento y ganas. Y no parece haber en el horizonte, en ningún horizonte, tormenta alguna que lo pueda hacer naufragar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>