Entrevista con Los Casal: la música como viaje

“Los Casal” preparan su tradicional Concierto de Navidad en la Sala Zitarrosa. La banda, que ya hace más de diez años se presenta en Uruguay y el exterior, se encuentra en la recta final antes del encuentro musical que hacen todos los años donde comparten su amor por la música con amigos y con el público. Se definen como una banda de fusión. Se muestran como amantes de la búsqueda en lo que hace a la música, y explican cuáles son los objetivos y líneas de su trabajo. Respecto de los preparativos, La Mirada habló con Juanjo, Juancho y Martín.

Una vez que nos instalamos en el lugar de ensayo de la banda, donde, luego de tener días de extenso trabajo en su academia, los músicos se juntan a compartir canciones, Juanjo explica que le gustaría más que le pregunten si le gusta la música celta. Cree que la banda no se limita solamente a eso de interpretar canciones escocesas. En “Los Casal” hay música celta, pero también hay rock, jazz, candombe, murga, etc. Como dice él, “lo celta” está unido a todo lo que hace la banda, es uno más de tantos géneros por los que transita. “La música te la armo tipo Led Zeppelin o música nacional uruguaya” dice con seguridad, “nosotros nos basamos en la fusión, no nos encerramos en un estilo porque nos gustan muchos, para esto tenemos que tener mucho conocimiento para saber fusionarlos, hay que saber de todo. Cada uno tiene su tinte, alguno más pop, otro más rockero”. La banda es un grupo de músicos donde la centralidad es la música, no el estilo, el camino de “Los Casal” se arma en torno a la música y a la búsqueda, a la experimentación por las inquietudes que este arte les despierta. No en vano llevan diez años de carrera, tres discos, muchos escenarios pisados y compartidos con nombres como los de Popo Romano, Fernando Cabrera, o la murga Curtidores de Hongos. La centralidad allí es el amor a la música.

10822421_10205147665912097_917879559_n

La centralidad de la música se ve en ellos, hay en su casa instrumentos, discos y afiches por todos lados, pies de guitarras y alumnos que llegan a estudiar en la academia que dirigen con la misma pasión con la que se dedican a la banda. Allí concurren personas de entre ocho y sesenta años durante todo el día que buscan esa enseñanza, la búsqueda que les da la posibilidad de conocer y sentir toda la música. Esa búsqueda en la banda, en la vida y en la academia será constante porque lo importante no es el descubrimiento, sino el proceso hacia él.

Al respecto de esa búsqueda que propone la banda dice Martín: “es un ejemplo de lo que hizo mi padre siempre, de la misma manera que nosotros escuchamos la música que él nos mostraba, nosotros hoy seguimos conociendo otras bandas. De repente cae Juancho con un tambor, y ese tambor ayudó a componer algo, siempre la búsqueda constante está presente”.

10822284_10205147662072001_974109324_n

Juanjo Casal. Foto: Betina de Bernochi

Juanjo, además, toca en una banda “experimental” llamada “Supernova”, con la que se dedican a buscar sonidos, a crear en tiempo real en un diálogo musical que, al igual que con “Los Casal” no está atado a ninguna etiqueta, cosa que les da la oportunidad de tomar las decisiones que más cómodas les parezcan. Esto les da la libertad de continuar siempre con lo que mueve el motor de sus inquietudes y pasiones; la música.

“La música para mí es un viaje, y eso es una estampa de la banda, constantemente estamos cambiando, evolucionando. En un disco hicimos un mismo tema en tres versiones diferentes. Hasta ahí teníamos tres discos, y en ellos aparece la canción totalmente cambiada, una fue bien tradicional, la otra fue muy loca, y la otra más jazzera. Ahí tenemos un ejemplo de lo que hablábamos al principio, hicimos tres versiones distintas de una misma canción”. Entonces lo importante para la banda es la búsqueda, el viaje, antes que llegar El futuro, encontrarse en la música constantemente en ese trayecto, al decir de ellos: “el día que lleguemos no tenemos más nada que hacer”.
Cuando preguntamos si en ese viaje existe una senda favorita para la búsqueda de lo musical confiesan que sí, existen caminos favoritos, pero varían y dependen del estado de ánimo de cada uno, hay días que uno está melancólico, otros días se está más acelerado. “Creo que depende del estado de ánimo. A mí en lo personal, me gusta el jazz, el blues, la música clásica. Me gusta todo, el brit pop, Amy Winehouse, hasta la cumbia puede estar buena a veces. Antes sí tenía más fanatismo, ahora escucho todo y si lo escucho mucho es porque está en mi corazón”.

10822518_10205147656391859_16476191_n

Martín Casal. Foto: Betina de Bernochi

La importancia del arte musical es el centro de nuestra conversación y de la filosofía de la banda, y es que, en realidad, se los nota el amor por lo que hacen, pero que va más allá de la música, sino que se aboca en un estado del espíritu un modo de llevar la vida, que en el sentido que “Los Casal” eligen es todo libertad. Todo además por la energía que circula en la familia, y es que hacer música así permite conectarse con las miradas, con la historia, con el conocimiento que uno tiene del otro. Componer, arreglar, improvisar se da de modo fluido si se piensa en la familia. En una banda tradicional de colegas o amigos puede haber alguna comezón, alguna necesidad de cambiar, pero éste no es el caso. La familia tira en lo afectivo, en lo musical y en los objetivos, todos allí saben hacia dónde van.

“Un niño de diez años no puede salir con una señora de treinta, pero un niño de diez años puede tocar con una señora de treinta. Podemos juntarnos uno de diez, uno de treinta y uno de cuarenta para formar una banda, eso tiene la música de manejar un mismo lenguaje, te une- El hecho de ser familia nos mantiene más constantes, nos da seguridad en que la banda no se desarme. Siempre tenemos la chance de tener un lugar armado para ensayar. No es como una banda de amigos que es como un matrimonio, que luego de unos años se puede desarmar”.

10841514_10205147664712067_1911379178_n

Juancho Casal. Foto: Betina de Bernochi

Respecto de su tradicional Concierto de Navidad, “Los Casal” nos cuentan que aún preparan el repertorio, ya que, si bien les da plena libertad el hecho de abarcar un espectro tan amplio de géneros, ritmos y sonidos, les hace bastante más difícil –aunque placentero- el hecho de elegir un repertorio definido. Lo que sí saben, y cuentan con orgullo y estima, es que habrá dos invitadas especiales, dos de sus estudiantes de la academia, niñas de once años que sienten la música de ese modo que es imposible no contagiarse de la familia Casal. A la hora de definirse, los tres concuerdan en que son “una banda que tuvo la suerte de poder grabar discos, tocar canciones aquí y afuera, la suerte de relacionarnos naturalmente con grandes músicos sin buscarlo, y estar activos en el medio. Es un privilegio, un sueño. Somos un grupo de familia y amigos que se juntan a hacer música, y que tienen la suerte de jugar en primera”.

El Concierto de Navidad de “Los Casal” será el sábado 13 de Diciembre a las 21:00 Hs en la Sala Zitarrosa. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>