James Noêl: poesía de puños y voz ardientes

Por José Arenas

La editorial Trilce saca a la calle un nuevo libro de poesía, esta vez, una traducción del libro “Puños al rojo vivo”, poemas de James Noêl, un escritor fundamental dentro del panorama literario de Haití en la contemporaneidad. Noêl es poeta y narrador, su obra ha sido premiada en numerosas oportunidades y ha sido becario de la Villa Médicis en Roma por su trabajo. También se desempeña como cronista en el periódico francés “Mediapart” y en la revista “Intran Qu`illitiés” junto a Pascale Monnin.

978-9974-32-644-6

“Puños al rojo vivo”. James Noêl. Ed. Trilce. 2014

El libro “Puños al rojo vivo” fue publicado en el año 2010, antes de aquel terremoto que atacó a Haití dejando un resultado devastador y es el cuarto libro de poemas de James Noêl. Se trata de un poemario inquietante, con cierta violencia en la selección de imágenes, pero se trata de una violencia lenta y suave, casi bella, que hace que el lector quede en silencio después de leerlo y que algo le sacuda el interior. Primero llega el golpe, luego la belleza, los versos de Noêl son un puñetazo de estética, de reflexión de la voz que recorre el libro.

El primer poema, llamado “Reseña” es una especie de presentación, una advertencia, un “Al lector” donde la voz del libro y el poeta se definen, marcan el camino de la lectura:

Este libro es mi ser en proyecto

mi tinta en crecida

y en celo

mi verbo ser intransigente

conjugado en todos los tiempos… 

Desde el inicio del recorrido estamos en presencia de una predominante voz del “yo” que expresa su intimidad “en celo”, la escritura de los poemas es un espacio catártico donde el autor se abre la piel para mostrar su obra: “…escribir es ante todo demolerse/ librarse…”.

De la misma manera, aparecen entre las letras de James Noêl, el amor y la condición humana. El amor como objeto de la reflexión interna en un costado sensual, aparece la distancia entre el “yo” de la escritura y el objeto del deseo:

Aquí a la izquierda late mi corazón

sin saber nada de la trampa

pasaste tú por el camino

que lleva directo al mal de amor… 

Está presente el sufrimiento amoroso, pero además aparece la cercanía al amor del descontento social, de la protesta, de la crítica al orden de lo establecido por la política y el estado:

…tu boca no será objeto de sus caprichos

la quiero para la bronca tu fiesta

la quiero para la histeria tu boca

la quiero en mil pedazos

para bombardear

aborrecer la mordaza del instante

los abucheos de la censura

la razón del Estado

que anula toda razón de ser…

También aparece la reflexión en torno del hecho poético: “No me gusta la poesía/ le hace demasiado daño a los poetas…”. Es decir, de alguna manera lo que marca el recorrido de la poesía de “Puños al rojo vivo” es la reflexión y la subjetividad en torno a lo que rodea al poeta, de tal modo que incluso la poesía es un objeto de reflexión, se la desacraliza en un aura de amor-odio: “Mi musa ha muerto/ tengo las manos libres”.

Puede decirse que, para estas latitudes, el libro de James Noêl es una joya poética, especialmente si se considera lo poco que conocemos de la literatura haitiana. Nuestro idioma nos hace dejar en el olvido las producciones esa área de Latinoamérica. El libro es sólido en una mezcla justa de estética y fuerza discursiva, la contundencia de lo duro y lo sensible. La traducción está hecha por Laura Masello, y no es un dato menor, porque no es una traducción traidora, pero sí cuenta con un vuelo lingüístico que no es demasiado común en el arte de traducir poesía. Es una visión sobre el arte, sobre el amor, sobre la salida del subalterno, sobre la lucha de una voz poética, son versos como cristales; “…ventanas/ solo ventanas/ lo único que importa”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>